Sesión de pareja en Torrelodones, Madrid

Fotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-Torrelodones-MadridFotografía-de-boda-en-Torrelodones-MadridFotografía-de-boda-en-Torrelodones-MadridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madridFotografía-de-boda-en-madrid

A veces la vida te da la oportunidad de conocer a parejas maravillosas. Nos conocimos en Roma, les hice una foto para el recuerdo casi con las maletas en la mano. Y quién me iba a decir a mí, que meses más tarde les haría una sesión de pareja en Madrid. Tuvimos un día genial. Eso sí, mucho calor! Estábamos tan metidos y disfrutando tanto con la sesión que se nos hizo casi de noche, pudimos ver la puesta de sol, y como no, aprovechar para hacer unas fotos.

Espero que disfrutéis viendo las fotos tanto como yo. Si os gusta mi fotografía podéis seguir fotos a diario en mi Facebook Instagram

Compártelo en: FacebookTwitterPinterestGoogle PlusEmail